#5: Ambliopía

La ambliopía, también denominada ojo vago, consiste en una agudeza visual baja sin lesión aparente del ojo, que no se puede corregir con medios ópticos. La ambliopía afecta a entre el 1 y el 6 por ciento de la población.

 ¿Cuáles son las causas de que un ojo no quiera trabajar?

La ambliopía puede ser consecuencia de varios factores:

  • de un estrabismo.
  • de una fijación excéntrica o enfoque de la imagen en una zona inadecuada de la retina.
  • de ansinometrías o diferencia de graduación entre los dos ojos.
  • de defectos refrectivos no compensados.
  • de privación visual, como es el caso de una catarata congénita.

 Un ojo vago, ¿puede dejar de serlo?

No si la ambliopía se establece definitivamente. Por eso es tan importante su detección precoz. Y cuanto antes mejor, porque la capacidad de recuperación de la agudeza visual disminuye con la edad. La prevención del avance de la ambliopía puede consistir en una compensación óptica adecuada, en un entrenamiento o terapia visual o en el empleo de cirugía (sólo en casos de estrabismos u opacidad en los medios ópticos).

Importante. Recuerde la importancia de una detección precoz. Los exámenes visuales periódicos en la infancia son esenciales para la prevención y corrección de la ambliopía.

Ambliopía


Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *