Consejos para una mejor salud visual de tus hijos

¿Sabías que sólo uno de cada cuatro niños en edad escolar revisan su visión al menos una vez al año? Hay que tener en cuenta que si existen problemas en la vista de los niños, estos pueden entorpecer su proceso de aprendizaje, por lo que es importante identificar estos inconvenientes y cuidar la salud visual de los menores.

 

Claves para detectar problemas de visión

Si estamos atentos a algunos de los síntomas que indican que nuestro hijo no ve lo suficientemente bien, podremos acudir a un profesional para que le realice los exámenes visuales pertinentes. De esta manera, el niño podrá desarrollar actividades cotidianas como ver bien en la pizarra o practicar su deporte favorito sin problemas.

Niña estudiando. Natural Optics

Algunos de los indicios que pueden indicar un problema visual son:

  • Acercarse demasiado a los textos al leer
  • Salirse de lo límites del dibujo a la hora de colorear
  • Dolores de cabeza frecuentes
  • Déficit de atención, concentración y comprensión lectora
  • Fatiga visual y visión borrosa de cerca
  • Bajo rendimiento académico
  • Desinterés y falta de atención en algunas tareas
  • Parpadear o frotarse los ojos regularmente

Cabe recordar que nuestro papel como padres es clave en el desarrollo visual de los más pequeños de casa. En caso de detectar algún síntoma como los descritos anteriormente, debemos llevar a los niños al especialista lo más pronto posible, ya que cuando antes se detecte la anomalía, mejor será su pronóstico.

Niños jugando en el exterior. Natural optics

La prevención, fundamental

No obstante también podemos ayudar al correcto desarrollo de la vista de nuestros hijos a través de unas normas básicas de higiene visual. A continuación te explicamos algunas:

  • La sala donde el niño juega o estudia debe estar bien iluminada, evitando zonas de penumbra
  • La mesa de estudio debe estar frente a un espacio abierto, si es posible, y debe contar con una lámpara, evitando que haya reflejo
  • La altura de la silla ha de permitir apoyar en el suelo toda la planta de los pies
  • Si el niño está cansada o tiene sueño es poco recomendable que realice un trabajo que le exija atención visual cercana
  • Es trabajo continuado delante de un ordenador puede derivar en cansancio ocular y también puede desarrollar posturas ergonómicamente incorrectas. Se recomienda hacer ejercicios de relajación y realizar descansos periódicos.
  • Es recomendable que los iños pasen tiempo al aire libre, jugando y divirtiéndose. Ello les ayudará a reducir la frecuencia de miopía
  • Una alimentación sana y equilibrada es fundamental para una buena salud visual. ¡No lo olvides!

Y recuerda, desde Natural Optics recomendamos que una vez al año las familias acudan a revisar la vista de los más pequeños.

 


Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *