Las lentes de contacto en la playa o en las piscina

Cuando se busca la independencia de las gafas para mejorar la visión en presencia de miopía , la hipermetropía, astigmatismo o presbicia, las lentes de contacto son una de las alternativas más demandadas.Sin embargo, para evitar complicaciones con su adaptación deben de respetarse las normas de higiene, de mantenimiento de las lentes de contacto, del estuche portalentes, y también su régimen de uso en todas las ocasiones. Aunque se han desarrollado diferentes diseños y materiales para mejorar la permeabilidad al oxígeno, como el confort en su adaptación, desde Natural Optics consideramos necesario que el usuario de las lentes de contacto conozca cuando no es conveniente adaptarlas. Precisamente, en verano se debe tener especial cuidado con su limpieza, como también se debe conocer que no es conveniente bañarse ni tomar el sol en la playa o en la piscina con las lentes de contacto.

salud-piscina

¿Qué alternativas son las más recomendables para ver nítido en la playa?

Debido a que el estuche portalentes y las lentes de contacto son consideradas una de las primeras causas de contaminación asociadas al uso de las mismas, su uso en la playa o en la piscina puede inducir molestias oculares, irritación o conjuntivitis entre otras… Precisamente, como informan desde el Colegio de ópticos y optometristas de la Región de Murcia, “los usuarios de lentes de contacto son unos de los colectivos con mayor riesgo de padecer algún tipo de infección ocular en las piscinas”. En caso de ser necesario la utilización de lentes de contacto para bañarse en la playa o en la piscina, es más conveniente la adaptación de lentes de contacto desechables diarias debido a que no será necesario realizar un mantenimiento o limpieza de las mismas. Siempre, con la utilización de las lentes de contacto independientemente de su régimen de uso deberá realizarse una adecuada limpieza de manos previamente a su manipulación. No obstante, posteriormente al baño en la piscina o en la playa, se deberá realizar siempre un lavado con solución salina para aclarar la superficie del globo ocular. En todo caso, recomendamos también la adquisición de las lentes de contacto desechables diarias desde establecimientos ópticos autorizados bajo la supervisión de un profesional sanitario como el óptico y optometrista para su uso en la piscina o en la playa.

saludvisual-piscina

Así mismo, para los aficionados a nadar o a bucear en ningún caso es aconsejable sumergirse nada más con las lentes de contacto. Para dichas situaciones, será necesario utilizar una gafa adecuada para la práctica del deporte acuático, las cuáles actualmente es posible graduar por lo que no será necesaria la adaptación de lentes de contacto. Desde Natural Optics, recomendamos en el período vacacional consultar al óptico-optometrista sobre las lentes de contacto más adecuadas para su uso en la playa o en la piscina. En caso de alguna molestia asociada con la adaptación de las mismas en la época estival aconsejamos acudir al óptico y optometrista para la realización de una revisión ocular.


Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *