¡No le quites el ojo a la diabetes!

Seguro que conoces la diabetes, pero ¿sabes que una de las posibles complicaciones que pueden llegar a desarrollar los diabéticos es la afectación de los ojos? Esto se explica porque estos pacientes experimentan un aumento de los niveles de glucosa en la sangre, lo que puede provocar cambios en los vasos sanguíneos. Este problema de sangrado o de pérdida de riego sanguíneo afectará a la vista, generando una pérdida de visión importante.

Son muchos los problemas de visión que pueden padecer los pacientes diabéticos. Esta enfermedad puede provocar problemas en el iris, en la lágrima o de regeneración corneal, glaucoma, y el más importante, la retinopatía diabética, un problema frecuente que puede derivar en ceguera. Hoy, Día Mundial de la Diabetes, nos acordamos de él.

retinopatia-diabetica-Natural

La retinopatía diabética se trata de una afectación de los vasos sanguíneos del ojo, que puede generar dos problemas: un sangrado por exceso de glucosa en sangre o bien isquemia, por insuficiente aporte sanguíneo. Esta enfermedad y pérdida de visión puede presentarse tanto en jóvenes como en pacientes mayores a partir de 55 años. Por tanto, una visita al oftalmólogo una vez al año para practicar un fondo de ojo es fundamental. El fondo de ojo se puede examinar de manera directa mediante un oftalmoscopio o también mediante la realización de una fotografía de la retina a través de un retinógrafo. Además también conviene saber que si se diagnostica la retinopatía en fases iniciales puede ser tratada y el riesgo de llegar a perder la visión es mucho menor.

Un paciente con diabetes puede intuir que padece retinopatía diabética si nota que su visión y graduación varían, y dicha variación dependerá del nivel de azúcar en sangre. En situaciones más graves, se puede llegar a la pérdida total del sentido de la vista, a la ceguera.

Optotipo-Natural-Optics

¿Qué puedo hacer para prevenir los problemas visuales causados por la diabetes?

  • Lo más importante es mantener tu glucosa en la sangre y tu presión arterial lo más cerca posible de lo normal.
  • Consulta a tu óptico-optometrista para que te haga un examen de los ojos, incluso si no tienes problemas de visión. Es importante detectar los problemas lo antes posible para tratarlos inmediatamente y evitar problemas más graves después.
  • Pide a un profesional de la visión que te examine periódicamente para ver si presentas signos de cataratas o glaucoma. Acude al óptico-optometrista a hacer revisiones ante la mínima sospecha con el fin de reducir al máximo el riesgo de poder desarrollar una pérdida de la visión.
  • Lleva un estricto control de la dieta y practica ejercicio de manera regular.

Desde Natural Optics te recomendamos realizar revisiones oftalmológicas periódicas para disfrutar de tu vista ¡durante mucho más tiempo!


Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *