¡Papá eres único!

Cada 19 de marzo se celebra el Día del Padre, una fecha que tradicionalmente nos sirve para sorprender y mostrar todo nuestro cariño a los hombres más importantes de nuestra vida. Pero, ¿qué ocurre cuando son los padres quienes nos sorprenden a nosotros? Desde Natural Optics queremos dar a conocer la existencia de algunos de los padres más “guays” del mundo; hombres virtuosos que hacen lo que sea para ver sonreír a sus hijos, aunque ello implique horas de dedicación, ingenio y mucho, mucho humor.

Este es el caso de Greg Wickherst, un padre soltero estadounidense que se apuntó a clases de peluquería para poder peinar a su hija Izzy. El hombre se había separado de su mujer, y dado que su hija pasa la mayor parte del tiempo con él decidió aprender a peinarla. El entregado padre cuelga además, las fotografías de sus trabajadas creaciones en Facebook.

 

Greg Wickherst

En lo que se refiere a tatuajes existen millones de padres que se graban el nombre de sus hijos para siempre. Uno de los más conocidos es el futbolista David Beckham, padre orgulloso que lleva inscritos con tinta los nombres de sus tres hijos (Brooklyn, Romeo y Cruz) además de Harper Seven, la pequeña de la familia. Más originalidad demostró el canadiense Keith Anderson, que ha elegido una curiosa forma de inmortalizar para toda la vida la infancia de su hijo en su propio cuerpo. Durante siete años Anderson se ha tatuado en los brazos los dibujos que su hijo ha hecho para él. El primero fue una margarita y después vinieron un caballito de mar, una casa, una hoja… ¿Increíble verdad?

Con el objetivo de que sus hijos vieran que pensaba en ellos y de animarles en su día a día, el norteamericano David LaFerriere empezó a adornar las bolsas de los sándwiches de sus retoños con coloridos dibujos. “Los sándwiches son algo que mis hijos y yo compartimos” dice David orgulloso. El padre-artista ha logrado tener más de mil creaciones, algunas de muy logradas, y cuenta con 22 millones de visitas en su página web.

David LaFierre

Los hijos de Roman Atwood seguro que disfrutaron como el que más cuando llegaron a casa y vieron lo que les había preparado su padre, que convirtió al salón de su casa en una piscina de bolas gigante. ¡Un sueño infantil hecho realidad! A su nivel está otro padre de dos hijos, Will Pemble, que construyó una montaña rusa en el patio de su casa de San Francisco para poder disfrutarla en familia. La idea llegó tras unas vacaciones en el parque de atracciones de New Jersey, cuando el pequeño Lyle, de 10 años, le preguntó: “Papá, ¿podemos construir una montaña rusa en casa?”.

Will Pemble

Otro progenitor, el fotógrafo amateur, ha elaborado un álbum de fotos muy original con instantáneas protagonizadas por él y su hija Alice. Un regalo para que cuando la niña sea mayor recuerde que tenía al padre más guay del mundo. La serie se llama “World best father” y cuenta con fotografías muy ingeniosas y divertidas.

David Engledow

 

En Internet, podrás encontrar miles de vídeos divertidos que demuestran cómo los padres son capaces de realizar cualquier cosa por sus hijos.

Captura-de-pantalla-2015-03-18-a-la(s)-11.57.58

Captura-de-pantalla-2015-03-18-a-la(s)-11.58.14

¿Y tú? ¿Cómo quieres sorprender a tus hijos?

Desde Natural Optics te deseamos un feliz Día del Padre. :)

 


Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *