Sus ojos también necesitan vacaciones

Consejos prácticos para una buena salud ocular y visual infantil

Los ojos, junto con la piel, son una de las partes del cuerpo más expuestas a padecer lesiones durante el verano. A continuación os damos una serie de consejos básicos para que nuestros peques no pierdan de vista la diversión y la salud durante estos meses.

PROTÉGELOS DEL SOL

El verano es la época del año en la que los rayos del sol son más verticales. Además aumentan las horas de sol al día y solemos realiza más actividades al aire libre, principalmente en el mar y las piscinas. En la playa el efecto de la luz solar se magnifica mucho debido al efecto “espejo” del agua, además del viento y la brisa marina que son también agentes irritativos importantes. Todo ello significa más probabilidades de padecer un problema ocular.

En el caso concreto de los niños, al presentar una transparencia máxima de los medios intraoculares, la cantidad de luz que llega a la retina es mucho mayor, por lo tanto, es totalmente aconsejable que usen gafas de sol desde bien pequeños. Esto es todavía más importante en los niños con ojos claros, ya que su iris tiene menos pigmento y por tanto menos capacidad para bloquear la luz.

Por todo ello es muy importante utilizar gafas de sol, ¡pero no cualquier gafa! Llevar unas gafas de sol no homologadas, puede ser incluso más peligroso que no llevar nada. Hay varias razones: las gafas no homologadas no filtran adecuadamente la radiación ultravioleta ni la infrarroja y, además, al tener lentes oscuras, las pupilas se dilatan y entra más cantidad de luz en el ojo que si no llevásemos gafas. Las lentes de mala calidad tienen también muchas aberraciones, lo que se traducirá en incomodidad, sensación de mareo, dolores de cabeza e incluso visión doble.

Tu óptica te garantiza la calidad de sus gafas de sol y la tranquilidad de que sus ojos van a estar protegidos.

protege_a_tus_hijos

PROTÉGELOS DEL CLORO Y DE LA SAL

En esta época del año es frecuente una excesiva exposición de los ojos al cloro de las piscinas o al agua del mar. Para protegerlos, utilizad gafas de natación para el agua. Si necesitas corrección, puedes conseguir gafas de natación graduadas en tu óptica.

El cloro y la sal del mar pueden provocar en muchos casos una conjuntivitis irritativa leve, que pueden aliviarse con un baño ocular o unas gotas humectantes con ácido hialurónico. Tu óptico os aconsejará el mejor producto de salud ocular para cada caso.

Tanto en el agua de las piscinas como en la del mar existen muchos agentes patógenos e infecciosos que pueden alterar el equilibrio de la superficie ocular, provocando irritaciones e infecciones indeseables. El uso de protecciones, como las gafas de natación, y una revisión por tu óptico optometrista a la mínima sensación de irritación, te ayudarán a mantener una buena salud ocular. Y recuerda que en ningún caso está indicado bañarse en piscinas o en el mar con tus lentes de contacto, a menos que utilices unas buenas gafas de natación que eviten el contacto directo de las lentes con el agua.

protege_a_tus_hijos2

PROTÉGELOS DE INFECCIONES Y LESIONES OCULARES

El verano es un período propicio para la transmisión de enfermedades oculares bacterianas o víricas. Una de las principales características de estas últimas es la facilidad de propagación del virus, frente al cual no existe un tratamiento específico sino más bien unas pautas de conducta basadas en la limpieza con alcohol de los objetos personales del afectado y en la higiene personal, sobre todo, de las manos.

Recuerda también que durante el verano, los ojos necesitan mucha hidratación. Encontrareis una completa gama de productos para aliviar los síntomas del ojo seco o irritado en tu óptica.

 

ANIMADLOS A DISFRUTAR DE LA LECTURA Y DEL AIRE LIBRE

Cuando estamos de vacaciones solemos dedicar más tiempo a la lectura. No olvidéis los consejos habituales de salud visual, entre ellos leer con una buena iluminación y dejar que lus ojos descansen cada 30 minutos durante 2 minutos mirando a una distancia más lejana.

Si utilizan lentillas para tener ese plus de libertad que aporta las lentes de contacto en la práctica de deportes y actividades físicas, debéis ser extra cuidadosos con la higiene durante el verano. No olvidéis llevar siempre solución de mantenimiento en formato viaje, por si es necesario limpiarlas o manipularlas fuera de casa.

protege_a_tus_hijos3

Es tiempo de disfrutar del aire libre. Intentad que moderen el tiempo delante de pantallas digitales, ¡sus ojos lo agradecerán! Si de todas formas, no puedes evitar que pasen mucho tiempo delante de ellas, explícales la regla 20-20-20: cada 20 minutos descansar los ojos durante 20 segundos enfocando algo que se encuentre a 20 pies de distancia (unos 6 metros).

Cuidad sus sentidos durante el verano. ¡En septiembre nos espera un nuevo curso y sus ojos tienen que estar en plena forma!

Si deseas solicitar una cita en tu óptica ahora o quieres reservarla para la vuelta de vacaciones, puedes hacerlo aquí (http://www.naturaloptics.com/pedir-cita)


Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *