En la carretera, tu vista es tu vida

¿Sabías que en España 6 millones de conductores tienen al menos una deficiencia visual que influye en su conducción? Además, más de 3 millones y medio de personas reconocen no utilizar gafas o lentillas de contacto cuando conducen, pese a necesitarlas.

Cuando nos ponemos frente al volante y salimos a la carretera es obvio que debemos estar en posesión de nuestros sentidos al 100%. Todos sabemos que debemos practicar una conducción responsable y eficaz, por lo que nuestra visión debe ser la correcta. Por ello debemos ajustarnos a los cambios de luminosidad, medir correctamente las distancias de seguridad, disponer de una buena visión periférica para evitar los ‘ángulos muertos’… pero además, debemos cerciorarnos de que nuestra salud visual es la idónea. Para ello debemos someternos a chequeos oculares una vez al año, llevar nuestras gafas o lentes de contacto siempre encima cuando tengamos que conducir y descansar habitualmente la vista en trayectos largos por carretera.

Conducción segura en la carretera con Natural Optics

De día

Los conductores son uno de los colectivos más expuestos a la radiación solar, con efectos tanto para su salud visual como para la seguridad vial. Se estima que más de 5 millones de conductores han sufrido una grave situación de riesgo por deslumbramiento mientras conducía.

Consejos para conducir de día correctamente:

  • Protege tus ojos con unas gafas con filtro solar inferior a la categoría 4, y utiliza preferentemente cristales de color gris, ya que no alteran la visión de los colores.
  • Las gafas polarizadas evitan los reflejos más molestos del sol y ofrecen una visión más nítida y clara
  • En el caso de llevar gafas graduadas, es necesario llevar también gafas de sol graduadas, adaptadas a las necesidades de cada uno
  • No esperes a la renovación del permiso de conducción, procura hacerte una revisión una vez al año.

Conducción segura en la carretera con Natural Optics

De noche

Según la DGT, casi la mitad de los accidentes tienen lugar de noche. En la oscuridad, la agudeza visual y la capacidad de reconocer los colores se reducen. Además, si hay algún objeto que esté oculto será casi imposible reconocerlo. Por la noche también solemos sentir más fatiga y los reflejos se reducen mucho más, sobretodo durante las 4 y las 6 de la madrugada.

Consejos para conducir de noche correctamente:

  • Baja la luz del interior del coche, verás mejor lo que hay fuera del vehículo.
  • En caso de lluvia, intenta que los faros estén limpios de barro y polvo. Esta suciedad puede llegar a reducir la visibilidad en un 50%. Además de ver, por la noche es fundamental ser visto por los otros conductores.
  • Si sufres deslumbramientos por parte de otros vehículos intenta disminuir la velocidad, acercarte a la línea derecha de tu carril y girar levemente la cabeza hacia este lado. Así dejarás de ver lo antes posible los faros del vehículo que te ha deslumbrado.
  • No te guíes por las luces de los otros coches para seguir el trazado de la carretera.

Conducción segura en la carretera con Natural Optics

No obstante, si vas a emprender un viaje nocturno es recomendable que descanses bien antes, planifiques las paradas y conozcas al detalle el camino que vas a recorrer, así como el estado de las carreteras y la previsión del tiempo.

¡Disfruta de la Semana Santa!

Consejos para una mejor salud visual de tus hijos

¿Sabías que sólo uno de cada cuatro niños en edad escolar revisan su visión al menos una vez al año? Hay que tener en cuenta que si existen problemas en la vista de los niños, estos pueden entorpecer su proceso de aprendizaje, por lo que es importante identificar estos inconvenientes y cuidar la salud visual de los menores.

 

Claves para detectar problemas de visión

Si estamos atentos a algunos de los síntomas que indican que nuestro hijo no ve lo suficientemente bien, podremos acudir a un profesional para que le realice los exámenes visuales pertinentes. De esta manera, el niño podrá desarrollar actividades cotidianas como ver bien en la pizarra o practicar su deporte favorito sin problemas.

Niña estudiando. Natural Optics

Algunos de los indicios que pueden indicar un problema visual son:

  • Acercarse demasiado a los textos al leer
  • Salirse de lo límites del dibujo a la hora de colorear
  • Dolores de cabeza frecuentes
  • Déficit de atención, concentración y comprensión lectora
  • Fatiga visual y visión borrosa de cerca
  • Bajo rendimiento académico
  • Desinterés y falta de atención en algunas tareas
  • Parpadear o frotarse los ojos regularmente

Cabe recordar que nuestro papel como padres es clave en el desarrollo visual de los más pequeños de casa. En caso de detectar algún síntoma como los descritos anteriormente, debemos llevar a los niños al especialista lo más pronto posible, ya que cuando antes se detecte la anomalía, mejor será su pronóstico.

Niños jugando en el exterior. Natural optics

La prevención, fundamental

No obstante también podemos ayudar al correcto desarrollo de la vista de nuestros hijos a través de unas normas básicas de higiene visual. A continuación te explicamos algunas:

  • La sala donde el niño juega o estudia debe estar bien iluminada, evitando zonas de penumbra
  • La mesa de estudio debe estar frente a un espacio abierto, si es posible, y debe contar con una lámpara, evitando que haya reflejo
  • La altura de la silla ha de permitir apoyar en el suelo toda la planta de los pies
  • Si el niño está cansada o tiene sueño es poco recomendable que realice un trabajo que le exija atención visual cercana
  • Es trabajo continuado delante de un ordenador puede derivar en cansancio ocular y también puede desarrollar posturas ergonómicamente incorrectas. Se recomienda hacer ejercicios de relajación y realizar descansos periódicos.
  • Es recomendable que los iños pasen tiempo al aire libre, jugando y divirtiéndose. Ello les ayudará a reducir la frecuencia de miopía
  • Una alimentación sana y equilibrada es fundamental para una buena salud visual. ¡No lo olvides!

Y recuerda, desde Natural Optics recomendamos que una vez al año las familias acudan a revisar la vista de los más pequeños.