En la carretera, tu vista es tu vida

¿Sabías que en España 6 millones de conductores tienen al menos una deficiencia visual que influye en su conducción? Además, más de 3 millones y medio de personas reconocen no utilizar gafas o lentillas de contacto cuando conducen, pese a necesitarlas.

Cuando nos ponemos frente al volante y salimos a la carretera es obvio que debemos estar en posesión de nuestros sentidos al 100%. Todos sabemos que debemos practicar una conducción responsable y eficaz, por lo que nuestra visión debe ser la correcta. Por ello debemos ajustarnos a los cambios de luminosidad, medir correctamente las distancias de seguridad, disponer de una buena visión periférica para evitar los ‘ángulos muertos’… pero además, debemos cerciorarnos de que nuestra salud visual es la idónea. Para ello debemos someternos a chequeos oculares una vez al año, llevar nuestras gafas o lentes de contacto siempre encima cuando tengamos que conducir y descansar habitualmente la vista en trayectos largos por carretera.

Conducción segura en la carretera con Natural Optics

De día

Los conductores son uno de los colectivos más expuestos a la radiación solar, con efectos tanto para su salud visual como para la seguridad vial. Se estima que más de 5 millones de conductores han sufrido una grave situación de riesgo por deslumbramiento mientras conducía.

Consejos para conducir de día correctamente:

  • Protege tus ojos con unas gafas con filtro solar inferior a la categoría 4, y utiliza preferentemente cristales de color gris, ya que no alteran la visión de los colores.
  • Las gafas polarizadas evitan los reflejos más molestos del sol y ofrecen una visión más nítida y clara
  • En el caso de llevar gafas graduadas, es necesario llevar también gafas de sol graduadas, adaptadas a las necesidades de cada uno
  • No esperes a la renovación del permiso de conducción, procura hacerte una revisión una vez al año.

Conducción segura en la carretera con Natural Optics

De noche

Según la DGT, casi la mitad de los accidentes tienen lugar de noche. En la oscuridad, la agudeza visual y la capacidad de reconocer los colores se reducen. Además, si hay algún objeto que esté oculto será casi imposible reconocerlo. Por la noche también solemos sentir más fatiga y los reflejos se reducen mucho más, sobretodo durante las 4 y las 6 de la madrugada.

Consejos para conducir de noche correctamente:

  • Baja la luz del interior del coche, verás mejor lo que hay fuera del vehículo.
  • En caso de lluvia, intenta que los faros estén limpios de barro y polvo. Esta suciedad puede llegar a reducir la visibilidad en un 50%. Además de ver, por la noche es fundamental ser visto por los otros conductores.
  • Si sufres deslumbramientos por parte de otros vehículos intenta disminuir la velocidad, acercarte a la línea derecha de tu carril y girar levemente la cabeza hacia este lado. Así dejarás de ver lo antes posible los faros del vehículo que te ha deslumbrado.
  • No te guíes por las luces de los otros coches para seguir el trazado de la carretera.

Conducción segura en la carretera con Natural Optics

No obstante, si vas a emprender un viaje nocturno es recomendable que descanses bien antes, planifiques las paradas y conozcas al detalle el camino que vas a recorrer, así como el estado de las carreteras y la previsión del tiempo.

¡Disfruta de la Semana Santa!

Consejos para una mejor salud visual de tus hijos

¿Sabías que sólo uno de cada cuatro niños en edad escolar revisan su visión al menos una vez al año? Hay que tener en cuenta que si existen problemas en la vista de los niños, estos pueden entorpecer su proceso de aprendizaje, por lo que es importante identificar estos inconvenientes y cuidar la salud visual de los menores.

 

Claves para detectar problemas de visión

Si estamos atentos a algunos de los síntomas que indican que nuestro hijo no ve lo suficientemente bien, podremos acudir a un profesional para que le realice los exámenes visuales pertinentes. De esta manera, el niño podrá desarrollar actividades cotidianas como ver bien en la pizarra o practicar su deporte favorito sin problemas.

Niña estudiando. Natural Optics

Algunos de los indicios que pueden indicar un problema visual son:

  • Acercarse demasiado a los textos al leer
  • Salirse de lo límites del dibujo a la hora de colorear
  • Dolores de cabeza frecuentes
  • Déficit de atención, concentración y comprensión lectora
  • Fatiga visual y visión borrosa de cerca
  • Bajo rendimiento académico
  • Desinterés y falta de atención en algunas tareas
  • Parpadear o frotarse los ojos regularmente

Cabe recordar que nuestro papel como padres es clave en el desarrollo visual de los más pequeños de casa. En caso de detectar algún síntoma como los descritos anteriormente, debemos llevar a los niños al especialista lo más pronto posible, ya que cuando antes se detecte la anomalía, mejor será su pronóstico.

Niños jugando en el exterior. Natural optics

La prevención, fundamental

No obstante también podemos ayudar al correcto desarrollo de la vista de nuestros hijos a través de unas normas básicas de higiene visual. A continuación te explicamos algunas:

  • La sala donde el niño juega o estudia debe estar bien iluminada, evitando zonas de penumbra
  • La mesa de estudio debe estar frente a un espacio abierto, si es posible, y debe contar con una lámpara, evitando que haya reflejo
  • La altura de la silla ha de permitir apoyar en el suelo toda la planta de los pies
  • Si el niño está cansada o tiene sueño es poco recomendable que realice un trabajo que le exija atención visual cercana
  • Es trabajo continuado delante de un ordenador puede derivar en cansancio ocular y también puede desarrollar posturas ergonómicamente incorrectas. Se recomienda hacer ejercicios de relajación y realizar descansos periódicos.
  • Es recomendable que los iños pasen tiempo al aire libre, jugando y divirtiéndose. Ello les ayudará a reducir la frecuencia de miopía
  • Una alimentación sana y equilibrada es fundamental para una buena salud visual. ¡No lo olvides!

Y recuerda, desde Natural Optics recomendamos que una vez al año las familias acudan a revisar la vista de los más pequeños.

 

¿Cómo vería si fuese un animal?

Hoy se celebra el Día Mundial de los Animales y por ello queremos  explicarte como ven el mundo algunas de las otras especies que habitan en este planeta.

Nuestra visión tiene algunas ventajas respecto a la de los otros animales. Mientras nosotros percibimos los tres colores básicos, el rojo, el azul y el verde, y a través de combinarlos reproducimos la realidad, algunos animales como los perros y los gatos son dicrómatas, es decir, no captan el rojo.

No obstante, nuestra visión también tiene limitaciones que no sufren otras especies. El ojo humano ve con gran detalle gracias a elementos como la mácula lútea o la fóvea, algo de que carecen otros animales como los gatos. Por este motivo estos felinos ven la realidad con trazos muy gruesos. En cambio, tienen un ángulo de visión muy superior a los seres humanos.

Nuestras mascotas más comunes, los perros y también los gatos, son más bien cortos de vista. Ellos tienen mucho más desarrollados otros sentidos como el olfato y el oído. Los gatos además, tienen la visión mucho menos desarrollada que los perros. Estos últimos distinguen entre los colores azul y amarillo, pero no detectan muy bien el rojo. Eso sí, cuando llega la noche su visión es mucho mejor que la de los humanos. Tanto gatos como perros comparten una membrana reflectiva que, en la oscuridad, les permite absorber cinco veces más cantidad de luz que la que pueden captar nuestros ojos.

Como vería si fuera un perro Natural Optics

Los pájaros ven muchos más colores y tonalidades que los humanos. Las aves tienen conos en su retina que son sensibles al espectro ultravioleta, de modo que pueden ver colores que son invisibles para los humanos.

Las abejas ven el mundo cinco veces más rápido que los humanos, lo que les permite escapar de depredadores mientras vuelan a gran velocidad. Sus ojos están formados por centenares de omatidios, unas células fotorreceptoras. Cada una recibe parte de la imagen que después une formando un collage. También son tricrómatas, pero en vez de percibir el rojo, captan parte del espectro ultravioleta que escapa al ser humano.

Como vería si fuera una abeja Natural Optics

Las que se llevan la peor parte son los roedores. Las ratas, además de ver el mundo desde muy abajo, sólo lo perciben en blanco y negro. Además, son miopes, por lo que más allá de unos cuantos centímetros todo es borroso.

Los insectos perciben una imagen bastante precisa de la realidad, pero muy pixelada, es decir, que pierden los matices para detectar figuran en movimiento.

Las serpientes ven muy bien, pero únicamente a distancias cortas. Sus ojos son distintos a los demás animales. Cuentan con una escama sobre cada ojo que evita que penetren el polvo y la tierra. Sus ojos son capaces de detectar el calor y ver los seres vivos gracias a su detector de infrarrojos. Por ello es casi imposible escapar una vez una serpiente te ha visto.

En el caso de los peces su visión está adaptada al medio acuático, pero las características concretas de sus ojos dependen de la profundidad en la que se mueven y de si son o no depredadores. Por ejemplo, el tiburón carece de conos retinianos, por lo que no detecta el color. Además, su ojo está diseñado para absorber la máxima cantidad de luz posible, para poder ver bien an aguas turbulentas. Sin embargo, su visión no es tan fina como la del ser humano. En general, los peces tienen una visión envidiable ya que pueden ver en la oscuridad y captar detalles a grandes distancias. Algunas especies acuáticas, incluso, tienen visión ultravioleta que les permite captar más información del ambiente que les rodea y así aumentar su supervivencia.

Como vería si fuera un pez Natural Optics

En definitiva, el color y la nitidez del mundo se percibe de una manera u otra dependiendo de los ojos con los que se mire, ¿verdad?.

¡No le quites el ojo a la diabetes!

Seguro que conoces la diabetes, pero ¿sabes que una de las posibles complicaciones que pueden llegar a desarrollar los diabéticos es la afectación de los ojos? Esto se explica porque estos pacientes experimentan un aumento de los niveles de glucosa en la sangre, lo que puede provocar cambios en los vasos sanguíneos. Este problema de sangrado o de pérdida de riego sanguíneo afectará a la vista, generando una pérdida de visión importante.

Son muchos los problemas de visión que pueden padecer los pacientes diabéticos. Esta enfermedad puede provocar problemas en el iris, en la lágrima o de regeneración corneal, glaucoma, y el más importante, la retinopatía diabética, un problema frecuente que puede derivar en ceguera. Hoy, Día Mundial de la Diabetes, nos acordamos de él.

retinopatia-diabetica-Natural

La retinopatía diabética se trata de una afectación de los vasos sanguíneos del ojo, que puede generar dos problemas: un sangrado por exceso de glucosa en sangre o bien isquemia, por insuficiente aporte sanguíneo. Esta enfermedad y pérdida de visión puede presentarse tanto en jóvenes como en pacientes mayores a partir de 55 años. Por tanto, una visita al oftalmólogo una vez al año para practicar un fondo de ojo es fundamental. El fondo de ojo se puede examinar de manera directa mediante un oftalmoscopio o también mediante la realización de una fotografía de la retina a través de un retinógrafo. Además también conviene saber que si se diagnostica la retinopatía en fases iniciales puede ser tratada y el riesgo de llegar a perder la visión es mucho menor.

Un paciente con diabetes puede intuir que padece retinopatía diabética si nota que su visión y graduación varían, y dicha variación dependerá del nivel de azúcar en sangre. En situaciones más graves, se puede llegar a la pérdida total del sentido de la vista, a la ceguera.

Optotipo-Natural-Optics

¿Qué puedo hacer para prevenir los problemas visuales causados por la diabetes?

  • Lo más importante es mantener tu glucosa en la sangre y tu presión arterial lo más cerca posible de lo normal.
  • Consulta a tu óptico-optometrista para que te haga un examen de los ojos, incluso si no tienes problemas de visión. Es importante detectar los problemas lo antes posible para tratarlos inmediatamente y evitar problemas más graves después.
  • Pide a un profesional de la visión que te examine periódicamente para ver si presentas signos de cataratas o glaucoma. Acude al óptico-optometrista a hacer revisiones ante la mínima sospecha con el fin de reducir al máximo el riesgo de poder desarrollar una pérdida de la visión.
  • Lleva un estricto control de la dieta y practica ejercicio de manera regular.

Desde Natural Optics te recomendamos realizar revisiones oftalmológicas periódicas para disfrutar de tu vista ¡durante mucho más tiempo!

¿Cómo proteger la salud visual de tus hijos?

Durante la edad escolar tus hijos pueden verse afectados por diferentes trastornos visuales debido a las numerosas horas de estudio frente a los libros y los ordenadores. Por ello es importante que desde temprana edad se evalúe la salud visual de los niños, para evitar complicaciones y problemas de salud en un futuro.

Salud visual niña

Fuente

Para determinar si nuestro hijo sufre alguna de estas deficiencias visuales podemos fijarnos en los siguientes indicios:

  • Falta de coordinación ojo-mano.
  • Hiperactividad en lugares cerrados.
  • Fatiga visual y visión borrosa de cerca, eventual o continua.
  • Bajo rendimiento académico.
  • Déficit de atención, concentración y comprensión lectora.
  • Salirse de los espacios al colorear un dibujo.
  • Lectura lenta guiada por el dedo.
  • Distancia de actividad de cerca muy corta.
  • Dolores de cabeza frecuentes.

En caso de detectar algunos de estos síntomas deberíamos acudir al oftalmólogo para que descarte cualquier complicación o deficiencia visual en nuestro hijo. Es importante llevar a los más pequeños al especialista lo más pronto posible, ya que cuando antes se detecte la anomalía, mejor será su pronóstico.

control vistaFuente

Como padres jugamos un papel clave en el desarrollo visual de los más pequeños de la casa. Además de visitar un óptico-optometrista para que revise la vista de nuestros hijos, deberíamos implantar una serie de normas básicas de higiene visual para el correcto desarrollo de la visión.

  • Usar una lámpara de escritorio para las actividades escolares en casa evitando que haya reflejo. La mala iluminación acelera la vista cansada y la fatiga ocular. Además, se debe evitar que la luz del sol incida directamente en los ojos.
  • Utilizar un atril para reducir los saltos de mirada cuando se trabaje conjuntamente con el ordenador y el papel.
  • Para evitar reflejos y deslumbramientos, situar las mesas o pupitres en lugares que no se encuentren ni enfrente ni detrás de las ventanas. Si no se puede evitar, debido a la disposición del aula o cuarto, es recomendable el uso de persianas.
  • Parpadear con frecuencia para evitar la sequedad en los ojos, sobre todo en usuarios de lentes de contacto. Utilizar gotas humectantes para favorecer el lagrimeo del ojo.
  • Mirar de vez en cuando al infinito para relajar los músculos del ojo.
  • Para evitar la aparición de problemas como estrabismo y ojo vago los niños deben pasar un examen completo de visión antes de los 3 años de edad y revisiones cada 6 meses hasta que cumplan 6 años. A partir de esa edad, es recomendable que realicen exámenes de rendimiento visual cada año por su óptico-optometrista habitual.

En Natural Optics estamos para ayudarte a ti y a los tuyos.

Porque lo natural, es ver bien.

#4: Miopía

¿Por qué el miope no ve bien de lejos?

La causa radica en que los objetos lejanos no se enfocan en la retina, sino delante de ésta, y por tanto se ven desenfocados. La miopía es uno de los problemas oculares más comunes de nuestro tiempo, afectando a una de cada cinco personas. Detecte la miopía usted mismo.

miopia

Hay dos indicios bien claros que hacen muy fácil su detección por padres y educadores:

  • Los miopes no compensados tienden a hacer excesivos guiños y a acercarse demasiado a objetos como la televisión y la pizarra.

La miopía congénita o de nacimiento es la menos común pero la que normalmente presenta los valores más elevados. En el otro extremo se encuentra la miopía escolar, la más usual. Aparece entre los 8 y 16 años y va aumentando progresivamente hasta estabilizarse.

Leer, escribir… ¡Hay que ver la gran capacidad visual que las tareas escolares demandan al niño!

Tanta, que puede llegar a ser excesiva. Es entonces cuando el niño empieza a quejarse de que se le cansa la vista, iniciándose así un proceso de fatiga visual que suele acabar con la aparición de la miopía.

La miopía puede controlarse con el uso de lentes relajantes, terapia visual y con la corrección de posturas inadecuadas (acercamiento excesivo a la lectura)

¡Importante!

Las revisiones periódicas son esenciales, sobre todo durante el periodo de escolarización de su hijo.

miopia